lunes, 10 de febrero de 2014

Presentando el blog

Muy pocas veces en su vida un uruguayo futbolero, se anima a recorrer las canchas chicas del fútbol local. Es que en este país hay un gran problema en torno a la distribución de hinchas. La inmensa mayoría son hinchas, o dicen serlo, de los cuadros grandes. Así está instalado en la sociedad: ¿Sos de Peñarol o de Nacional? Es la típica pregunta que se le hace a un niño chico. 

Esto genera entre otras cosas, que los cuadros “chicos” tengan estadios proporcionales a la gente que llevan partido a partido, o también proporcionales a sus escasos ingresos. Estadios mal mantenidos, con poca gracia arquitectónica, sin lujos más que gradas de hormigón frías o calientes, dependiendo la época del año. En fin, estas canchas rodeadas de un poco de hormigón, que se encuentra detrás de alambrados oxidados, son lo que hacen distinto y hermoso a nuestro fútbol.

Por esto, la misión de este blog se encuentra en visitar las canchas de los clubes “chicos” para llevarle al uruguayo promedio una descripción de lo que se pierde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada