lunes, 10 de febrero de 2014

El Parque Artigas. Un ambicioso intento


Si hay un club que intentó algo distinto en materia infraestructura, es Juventud de Las Piedras. Aquel proyecto de realizar un estadio de última generación sonaba extraño, pero a su vez entusiasmaba no solo al hincha de Juventud, sino que también a cualquier hincha del fútbol uruguayo. 

Lamentablemente y como muchos esperaban, el proyecto nunca se concretó. La ida de Juventud a la B y otros factores complicaron abruptamente la economía del club. Lo cierto es que si bien tuvo un comienzo inspirador, no tuvo un final feliz.

La imagen adjuntada arriba muestra lo que debería ser el Parque Artigas hoy. Cantina, comercios, palcos, tablero, iluminación, inmediaciones asfaltadas, etc. Muchos lujos para una realidad totalmente alejada a eso.

La inauguración la hicieron cuando el estadio pasó el mínimo aceptable para ser usado en partidos de nulo riesgo según las medidas de seguridad que implanta la policía en coordinación con la AUF. A esa altura las tareas de construcción ya habían cesado y se sabía que la promesa del Parque Artigas no se cumpliría. Hasta el día de hoy, no ha tenido reformas importantes y sigue siendo el mismo de la inauguración con algunos baches. 

En la tarde del domingo, con la aparición del sol entre los nubarrones grises que azotan el cielo hace ya dos semanas, me fui hasta el Parque Artigas a observar al querido El Tanque Sisley contra el local: Juventud. Ambos venían de perder, podía pasar cualquier cosa. Fui con la idea de un 1 a 0, y me fui con la realidad de un 4 a 0 a favor del verdinegro, la tarde dio para más de lo que pensaba.

Teniendo que atravesar Las Piedras de punta a punta, se ven las estructuras vacías de un estadio que quiso ser más. Eso hizo fácil visualizarlo, a diferencia de lo que te puede pasar con el Parque Roberto, del cual escribiré próximamente.

Me establecí en la tribuna visitante, por mi simpatía con el verdinegro. La tribuna, no tiene mucho de tribuna. Las afueras son de pedregullo, cosa que no puedo juzgar, ya que la calle correspondiente es nueva y está en obras.

Luego de ingresar, lo primero con lo que uno se encuentra son 10 o 15 metros de pastizal. Hay que atravesarlo para llegar al cemento. La humedad de ese día lograba que cada paso sobre el pasto soltara una nube de mosquitos: recomiendo llevar repelente. Ya cuando llegás al cemento, el piso sigue siendo de pasto. Pero un poco mejor, aunque desprolijo aun. 

 
La tribuna consta de cuatro hileras de bloques de cemento puestos sobre una empinada de pasto. Hacia atrás más césped y hacia adelante una cancha que le costó recuperarse del mal tiempo. Muchos charcos y lugares donde la pelota se frenaba. Era todo un desafío para los jugadores saber si iba a picar rápido o a frenarse. Pero en condiciones normales puedo asegurar que la cancha está en buenas condiciones.


La tribuna local, es la máxima denuncia de lo que podría haber sido el estadio. El ya mencionado esqueleto vacío de una segunda bandeja que se empezó a construir da una fría imagen. Las fotos sobre el margen izquierdo demuestran todo: la gente que asiste partido a partido, lo en vano que sería esa bandeja y la lejanía de completar el proyecto. Un detalle a destacar es que en la foto que muestra la tribuna local, quien esta dado vuelta es Gustavo Byzcayzacú, el goleador que pasó por Nacional y que ahora se incorporó a El Tanque.

El último detalle que resalta es el de los vestuarios. Los mismos son contenedores. No tuve la suerte de conocerlos por dentro, pero desde la tribuna se observa tanto el vestuario local como el visitante y son como los que hay en las obras.    

Una cancha que recomiendo visitar. Muestra la realidad de algunos clubes, la economía de la gran mayoria y la pobreza del fútbol uruguayo. La pobreza que no se ve con la selección, razón por la cual varios clubes le retiraron la confianza al ejecutivo actual de la AUF.

Sin embargo entre tanto gris, sobre agosto del año pasado se lanzó un proyecto impulsado por la misma empresa gerencial del reciente Costa Urbana Shopping, que implicara la finalización del estadio pedrense, junto con a un nuevo Shopping. Este proyecto ilusiona bastante más que el anterior, porque es la misma firma encargada del shopping la que se preocupará económicamente de la contstrucción. El proyecto ya fue aprobado por la Junta Departamental de Canelones y esta planificado para el 2015.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada