miércoles, 26 de febrero de 2014

El Méndez Piana. Una hormiga al lado de un elefante


El Parque Luis Méndez Piana es propiedad de Miramar Misiones. Cuadro de barrio, de tradición. Una perfecta fusión entre el Club Sportivo Miramar y Misiones Fútbol club. El cuadro es de Parque Batlle, donde también se encuentra su escenario deportivo.


El escenario inaugurado el 5 de diciembre de 1958, tiene tres particularidades dignas de nuestro fútbol. En primer lugar, el hecho de estar pegado a otro estadio profesional. El Parque Palermo, perteneciente a Central Español, es lindero con el Méndez Piana. Solo un muro los separa, lo que permite al espectador que se encuentra en la tribuna visitante poder observar hacia la cancha del palermitano. Pero no sucede al revés, ya que el estadio cebrita se encuentra más alto que el de Central.

El Méndez Piana, rodeado del Palermo, el Club de tiro y el Centenario
La segunda particularidad que muestra, es que por detrás de la tribuna principal se puede observar el mítico Estadio Centenario. La diferencia es abismal. La Ámsterdam sola carga por lo menos tres veces más gente que todo el recinto cebrita. Son 15.000 lugares contra 4.000. Parece una hormiga al lado de un elefante.

Finalmente la tercera, son los disparos que se escuchan desde el club de tiro que se encuentra a 15 metros, por detrás de la cabecera que no tiene tribuna.

También cuando hay algún recital en el Estadio o en el Velódromo, uno puede escuchar a veces las pruebas de sonido. Se escucharon músicos como Paul McCartney y bandas de la talla de Aerosmith, No te va gustar, etc. La proximidad y la poca altura de las tribunas, permiten que el sonido llegue intacto.

El nombre se debe, según indica la prolija página oficial del club, a un pionero de Misiones, dueño del campo de juego que aportó a la fusión de Miramar. Un clásico en un cuadro chico, el nombre en representación a un valor importante de su historia.

Las tribunas son simples, sin ninguna particularidad. La única quizás es que las cabinas de prensa se encuentran atrás de la única cabecera que tiene, ya que la otra es un talud. En dicho talud, siempre va colgada una bandera blanca que contiene la inscripción del nombre entero del equipo en letras góticas negras. Una bandera que pasea a todos lados con los monos de Parque Batlle.

La historia más recordada por el hincha del fusionado, es sin dudas cuando la modelo Jessica Zunino había prometido bailar en ropa interior si el equipo ascendía ese año (2010). La novia del jugador Damián Álvarez,  se había comprometido cuando el ascenso parecía un hecho. Tras una espera que se hizo más larga de la cuenta, la reconocida modelo uruguaya cumplió la prenda, pero no del todo como el hincha, o más bien cualquier espectador masculino hubiese querido. La descripción no hace falta, con la foto de archivo adjunta uno se da cuenta hasta qué punto cumplió. Fue perdonada por el frío del pleno invierno montevideano que hacía.


El club no tiene títulos importantes, ni copas internacionales jugadas. De todos modos, el hincha recuerda ascensos y partidos agónicos ganados ante “los grandes”. Fue incluso en una victoria ante Peñarol, donde se lucieron Sebastián Fernández y Álvaro Pereira, más conocidos como “Papelito” y “Palito”. Ambos dieron el salto gracias a Miramar y luego de pasar por clubes más importantes llegaron a la selección con la que salieron cuartos en Sudáfrica 2010 y campeones en la Copa América celebrada en Argentina un año más tarde. Fueron parte del famoso "proceso Tabárez".

Una cacha más quizás, pero con sus anécdotas y particularidades impresas. Los partidos más importantes que recibió fueron definiciones de ascensos. O choques ante Defensor o Danubio.

Un estadio prolijo, pero que demuestra las carencias del fútbol uruguayo. Un club luchador y de bien. Sin violentos que puedan complicar ir a una cancha que tiene una ubicación perfecta.
           

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada